Ruta Patrimonio Fortificado en la Frontera. Origen e Historia

En el marco de la política de la Unión Europea en materia de puesta en valor, promoción y conservación de los recursos patrimoniales y acogido a la Iniciativa Comunitaria Interreg III A, España-Portugal, fue desarrollado un nuevo proyecto de actuaciones sobre el patrimonio fortificado en la frontera hispano-lusa. Dicho programa apostó por la consecución de un espacio patrimonial común en la zona limítrofe entre la provincia de Salamanca y la región de la Beira Interior Norte, mediante la valorización, conservación y promoción de diversos y destacados recursos monumentales y patrimoniales que están estrechamente relacionados con la historia de estas tierras.


De manera particular, el programa hace referencia a los principales hitos históricos que se han manifestado a través de los procesos de fortificación de las poblaciones, motivados por el establecimiento de una frontera secular entre los territorios de España y Portugal, y con anterioridad al periodo medieval y moderno, por la existencia de poblaciones indígenas que protegieron y defendieron sus poblados mucho antes incluso de que aconteciera la conquista romana.


La intervención por parte de la Fundación se centró precisamente en la adecuación de varios sectores de las defensas de los castros de El Castillo (Saldeana) y las Mechanas (Lumbrales) así como en la creación de espacios informativas sobre los recursos de la zona. Fueron también realizadas actuaciones de señalización de recursos, publicaciones divulgativas e inversiones complementarias y mejoras en la cercana Ruta de las Fortificaciones de Frontera (ver fichas correspondientes), con la que tantas coincidencias mantiene el presente proyecto.


Por parte portuguesa, las actuaciones en los recintos medievales y modernos de Pinhel, Trancoso y Almeida han conformado el grueso de las inversiones.