Yecla de Yeltes, Castro y Aula Arqueológica

Situación y accesos

Desde Salamanca se accede a Yecla de Yeltes tomando la carretera comarcal C-517 hasta llegar a la localidad de Vitigudino, allí se coge la comarcal SA-321 que conduce directamente a Yecla. Hay una distancia de 76 km.
El castro de Yecla la Vieja se localiza a un kilómetro al sur del pueblo, llegándose al mismo a través de un camino de tierra.
El Aula está ubicada en el edificio de las antiguas escuelas situado en la Plaza Mayor del pueblo.

La cultura de Cogotas II

El suroeste de la Meseta Norte fue ocupado en la II Edad de Hierro (siglos V-II a. C.) por los vettones, pueblo celta que desarrolló en la Península la Cultura de Cogotas II o Cultura de los Verracos.
Los vettones se asentaban en castros, poblados situados en elevaciones y protegidos por recintos amurallados. Era una sociedad fuertemente jerarquizada dedicada principalmente a la ganadería y a la metalurgia, y en menor medida a otras actividades como el comercio o la artesanía. El rito funerario de estas gentes era la incineración; las necrópolis se hallan en las cercanías de los castros.
Una de sus señas de identidad son los verracos, esculturas zoomorfas labradas en granito que representan toros, cerdos o jabalíes. Se han hallado cerca de los castros, de las necrópolis o en las zonas de pastos de mejor calidad; por ello se cree que se colocaban para indicar los límites de los poblados, cementerios y territorios, y que de forma simbólica también protegían el ganado. En época romana algunos de ellos fueron reutilizados como monumentos funerarios.
A partir del siglo II a. C. la cultura vettona se transforma por el contacto con Roma. Algunos castros son abandonados con la conquista y sus habitantes se trasladan a otras áreas. Otros en cambio perduran incluso hasta época visigoda. Entre estos últimos destacan Salmantica y Augustobriga que se convertirán en municipios bajo los emperadores flavios.

Castro de Yecla la Vieja

Los orígenes del castro se remontan al siglo V a. C., pero es a partir del siglo III a. C. cuando se construyen la mayoría de los edificios y elementos defensivos que se pueden visitar. Durante la etapa romana seguirá habitado, abandonándose definitivamente en el siglo XII, fecha en la que sus habitantes se trasladan a una zona más llana, fundándose así el pueblo actual.
El castro se halla en la confluencia del río Huebra con el arroyo Varlaña sobre grandes peñascales. Ocupa prácticamente 5 has. de superficie y está rodeado por una gruesa muralla de mampostería de granito en seco. La defensa del recinto se completaba con la presencia de las zonas con piedras hincadas situados frente a las puertas principales.
Los accesos se hacían mediante cuatro puertas y dos portillos. La principal se halla en el flanco norte y da paso al único camino de acceso.
Tanto en el exterior como en el interior del emplazamiento destaca la presencia de un centenar de grabados rupestres. Se trata de insculturas hechas en la roca que representan principalmente caballos, aunque también hay algunas figuras humanas, una escena de caza, jabalíes, asnos, toros, etc.
Los principales elementos constructivos del castro, de forma particular los relativos a sus defensas, pueden ser recorridos y visitados gracias a la labor de acondicionamiento, restauración y señalización efectuados en el yacimiento.
A lo largo de un sugerente y atractivo trayecto de cerca de un kilómetro por el exterior del recinto, el visitante tiene la oportunidad de observar y conocer directamente los principales accesos al poblado, las zonas con piedras hincadas, algunos grupos de grabados, y en general las características de esta magnifica fortificación prehistórica enclavada en un paisaje de gran belleza, erizado de canchales graníticos y cubierto por bosques de encinas.
Durante la etapa romana el castro estuvo habitado; de hecho en el siglo III se reconstruye parte de su muralla. A esta época se corresponden las necrópolis halladas y diferentes estelas funerarias que todavía hoy se pueden encontrar reutilizadas como elementos decorativos en muros y fachadas de Yecla de Yeltes.
A pesar de que fue abandonado en el siglo XII, en época de los Reyes Católicos se construyó en su interior la ermita de la Virgen del Castillo, lo que fomentó los lazos de unión del enclave con el pueblo actual.

El Aula Arqueológica

Como complemento a la visita al castro y para que el espectador capte más profundamente las características de este enclave del pasado, es imprescindible acercarse al Aula Arqueológica donde se han reunido con un criterio principalmente didáctico, una serie de elementos que ayudarán a una mejor comprensión del yacimiento y de las épocas históricas en él representadas.
Se halla instalada en el edificio de las antiguas escuelas, situado en la Plaza Mayor de Yecla de Yeltes, y alberga, entre otras piezas, una maqueta del conjunto del castro, junto a textos y fotografías explicativas. Además, merecen mencionarse las cabezas humanas esculpidas en granito, que debieron de ir empotradas en muros, y que guardan analogía con las llamadas “cabezas cortadas” características del mundo céltico europeo, pudiendo también visitarse la magnífica escultura de jabalí descubierta en recientes excavaciones. En las vitrinas pueden verse cerámicas, armas, adornos, etc., que dan testimonio de las sucesivas ocupaciones del castro.
De la época romana, cuya huella fue tan importante, cabe resaltar una nutrida colección de estelas, así como una propuesta de reconstrucción de una tumba altoimperial.

Más información

En Yecla de Yeltes se puede visitar también la Iglesia Parroquial con portada del siglo XVII.
Se puede completar la visita en el Centro de Visitantes de Lumbrales donde se puede encontrar más información sobre los vettones y los asentamientos castreños de esta zona de Salamanca.
En el Aula se pueden adquirir diferentes productos y publicaciones referidos a la Ruta de las Fortificaciones de Frontera.


Horarios y visitas

La visita al castro es libre, aunque hay posibilidad de concertar visitas guiadas.
El Aula Arqueológica se abre en horario de mañana y tarde los sábados, domingos y festivos de todo el año. En julio y agosto todos los días, mañana y tardes.
Fuera de estos horarios se pueden concertar visitas a grupos.
Descuentos: para grupos.
Para más información y concertar visitas: Ayuntamiento de Yecla de Yeltes, teléfono: 923 500 702.

Galeria de fotos


  • Grabados rupestres en la...


  • Verraco


  • Piedras hincadas


  • Plano situación del Castro de...


  • Interior del Áula de Yecla de...


  • Interior del Áula de Yecla de...